Archivo4's Blog

Just another WordPress.com weblog

LAS FUENTES DE INFORMACION ESPECIALIZADAS

LAS FUENTES DE INFORMACION ESPECIALIZADAS

 

Definición y topología.

 

 En el Diccionario de la Real Academia Española el término fuente se conoce como documentos, obras o materiales que sirven de información o de inspiración a un autor. Domingo Buonocore, en su diccionario de bibliotecología toma el término como aquello que nos proporciona el material para la reconstrucción del pasado y que se encuentra custodiado de manera sistemática en bibliotecas (fuentes bibliográficas), archivos (fuentes documentales) y museos (fuentes materiales: objetos y monumentos).

En el Diccionario de la Real Academia Española la palabra fuente tiene estrecha relación con el término información, y en la definición de Buonocore la fuente esta identificada como un objeto que puede dar origen al conocimiento.

 La información es un conjunto de símbolos con la capacidad de significar, está registrada en diferentes soportes y tiene el potencial de recuperarse.

 En la literatura inglesa últimamente se utiliza el termino resources (recursos) en el lugar de fuentes para dirigirse tanto a elementos disponibles para resolver una necesidad como para identificar las características inherentes a la información calificada como bien de consumo desde el punto de vista económico.

 La información nos permite producir mercancías y servicios siempre y cuando las personas estén aptas para acceder y para evaluar la información.

 

Los bibliotecarios son mediadores entre la mente fuente y la mente usuario, y lo que se intercambia entre ellas es una unidad epistemológica porque cambia el conocimiento de una de las partes. Estas entidades epistemológicas se dividen en cuatro jerarquías:

1) Debajo de todo están los datos que son los componentes básicos de la estructura, contienen signos y símbolos que representan las observaciones acerca de las cosas y las ideas.

2) Seguido a los datos encontramos la información que son un conjunto de datos ordenados en cierto contexto que les da un significado.

3) El conocimiento hace referencia a información ya verificada y que sirve como base para la acción humana confiable.

4) La sabiduría es la habilidad para juzgar los datos, la información y el conocimiento, y es la que selecciona las unidades que son relevantes para la situación que se analiza.

 

En el tema sobre la necesidad de los usuarios de obtener la información existen dos abordajes diferentes. El primero, se plantea en términos de las necesidades de la persona (de información, de fuentes, de servicios) y todavía se conoce muy poco. Frente a la pregunta ¿Qué es lo que lleva a una persona a buscar información? Se nos abre todo un abanico de caminos. El abordaje tradicional en bibliotecología considera que los seres humanos tienen la necesidad de informarse del mismo modo del que tienen la necesidad de alimentarse. Por el contrario, abordajes sociológicos, organizativos y cognitivos demuestran que la búsqueda de la información esta determinada por necesidades sociales y organizativas, y por necesidades cognitivas y psicológicas de resolución de las anomalías del crecimiento. El conocimiento de la necesidad de información permite comprender porque las personas se comprometen en un proceso de búsqueda, en el cual mueven varias fuentes de información. El acceso a estas fuentes se hace a través de la práctica y el conocimiento, y el papel de los intermediarios es ayudar a estas personas a obtener la respuesta que buscan.  

 

Existen tres niveles de fuentes de información:

 

1) Primarias: contienen información original destinada a comunicar los resultados del conocimiento y de la creación. Constituyen la colección básica de una biblioteca. Pueden presentarse como libros y publicaciones seriadas, o en formatos como las microformas, videocasetes y discos compactos. También están las fuentes primarias inéditas como las tesis y los informes.

 

2) Secundarias: Es información primaria reelaborada, sintetizada y reorganizada. Son diseñadas para facilitar y maximizar el acceso a las fuentes primarias. Conforman la colección de referencia de la biblioteca. Estas fuentes secundarias que permiten conocer el macromundo bibliográfico son los catálogos de biblioteca y las bibliografías. Y las que permiten conocer el micromundo bibliográfico son los contenidos corrientes, los índices de revistas, de citas, y las revistas de resúmenes.

 Las fuentes secundarias que reelaboran, sintetizan y ordenan la información de las fuentes primarias son las enciclopedias, los diccionarios, almanaques, etc. Cuando las obras de colección se utilizan continuamente para ser citadas o satisfacer consultas estas pasan a ser fuentes en la colección de referencia.

 

3) Terciarias: Contienen información sobre las fuentes secundarias y remiten a ellas. Forman parte de la colección de referencia de la biblioteca. Facilitan el acceso y control de toda la gama de repertorios de referencia.

 

 Existen fuentes de información secundarias y terciarias con características distintivas que las convierten en obras de referencia. Estas fuentes son las que proveen información factual reelaborada, ordenada y sintetizada, introducciones a diferentes temas y acceso a otras fuentes de información. Se las reúne para contestar preguntas  e identificar otras fuentes capaces de satisfacer las demandas de los usuarios.  Las obras de referencia se dividen en no bibliográficas o de acceso directo: las que informan por sí mismas; y en bibliográficas o de acceso diferido: son las que remiten a otras obras.

 

 Además, si tomamos en cuenta la clase de información que contiene cada fuente las podemos dividir en fuentes generales: abarcan todas las materias y satisfacen todo tipo de necesidades de información; y fuentes especializadas: se dedican a una disciplina o especialidad y responden a demandas puntuales sobre la temática cubierta.

 En cambio, si tenemos en cuenta el tipo de necesidad que la fuente debe resolver, no podría haber división ya que todas las necesidades son especializadas. 

 

La definición final sería: Las fuentes de información especializadas son la suma de elementos disponibles que contienen un conjunto de símbolos con la capacidad de significar, dedicados a un área temática particular, registrados en cualquier soporte, con el potencial de poder recuperarse para satisfacer una necesidad de información del usuario de la biblioteca.

 

Las fuentes de información y la tarea de referencia.

 

 Dentro de la tarea de referencia se toma en cuenta:

1) El formato del material o tipo de obra de referencia.

2) El método o las reglas de procedimiento para contestar preguntas de referencia.

3) Los rasgos mentales del referencista y de la persona que consulta.

Existen tres escuelas de pensamiento diferentes, ellas ponen énfasis en cada uno de los  puntos mencionados. 1) estructuralista: aquel que cuyo trabajo se basa en los logros alcanzados mediante el enfoque en los formatos de los materiales.

2) procedimentalista: los miembros de esta escuela acentúan el método (como se contestan las preguntas de referencia). 3) psicologista: se interesa en los aspectos psicológicos de la tarea de referencia.

 

 A principios de siglo, los diccionarios y las enciclopedias fueron considerados por los referencistas y los estructuralistas dos obras de referencia indispensables porque permitían contestar directamente preguntas de referencia. A mediados de 1940, las bibliografías e índices comienzan a multiplicarse y se suman a responder consultas. Después de la Segunda Guerra Mundial, con el crecimiento del conocimiento a través de la literatura periódica, los índices pasan a tener  mayor protagonismo.

 El procedimentalista cree que el referencista debe clasificar la pregunta por tipo de fuente y luego, seleccionar una fuente especifica dentro de este formato para contestar la pregunta. También cree que debe analizarse los formatos ya que las preguntas de referencia pueden contestarse usando diferentes variedades de formatos.

 Sobre el tercer componente del esquema completo, se hace hincapié en los rasgos mentales del referencista y de la persona que consulta. Los  rasgos más importantes de los referencistas en los que coinciden diversos autores son: Imaginación, juicio, conocimiento profesional, memoria, perseverancia y rapidez, también se puede agregar capacidad de asociación.

 

El proceso de transferencia de la información especializada

 

La biblioteca cumple un papel fundamental en el proceso de la información especializada. Esta trasferencia se realiza a través de la comunicación científica entendida como una combinación de procesos de presentación, entrega y recepción de información científica en la sociedad humana.

Todo el proceso constituye un ciclo que parte de la elaboración de un manuscrito que registra un nuevo conocimiento, pasa por la evaluación de los pares, se publica ingresa a la unidad de información donde se registra, describe resume  indiza y  almacena; el usuario expresa una necesidad, el ítem es recuperado, el usuario lo lee, asimila y aplica, elaborando a su ves un manuscrito que registra un nuevo conocimiento.

 

 

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: